Triángulo Pikler plegable con rampa Mundo Petit

194,99 IVA incluido

Con este triángulo Pikler, los peques podrán desarrollar su habilidades de manera segura. La rampa servirá para jugar a deslizarse o subir por ella.

La metodología Pikler se basa en la importancia del desarrollo infantil y la autonomía del niño a edades muy tempranas a través de movimientos libres y sin la intervención de ningún adulto que observa desde el respeto.

Fabricado en madera maciza de abedul. Acabado con barniz al agua no tóxico incoloro.

Con este triángulo, los peques podrán desarrollar su habilidades motoras de manera segura.

  • Recomendado a partir de 12 meses
  • Peso máximo de carga: 40 kg
  • Tamaño rampa: 110 cm de largo x 40 cm de ancho. La rampa incluye una cara lisa y otra alistonada (escalera)
  • Dimensiones del triángulo: 100 cm (una parte de la escalera) 90 cm (otra parte de la escalera) 70 cm (lo ancho de la escalera)
  • Este producto incluye marcado CE de conformidad con la legislación Europea
Apúntate al club pro

Más información de Triángulo Pikler plegable con rampa Mundo Petit

El pensamiento de Emmi Pikler tiene como base la confianza y el respeto hacia el niño, considerándolo desde el nacimiento como una persona activa en su propia evolución.

Esta evolución se basa en la actividad y en la autonomía, que viene impresa de manera innata en todos los bebés.

Cree en la capacidad de desarrollo autónomo del niño/a

Además expone que se debe permitir que el niño, pueda hacerlo todo por sí mismo. Se debe respetar el movimiento libre del niño, por lo que asegura que no debemos enseñar a nuestros hijos a andar, sentarse o comer solos, ya que lo harán cuando estén preparados.

Este artilugio, se monta rápidamente, convirtiéndose en un espacio de juego seguro y de exploración, muy interesante para cualquier niño.

Favorece que los niños desarrollen su agilidad y las habilidades motoras de una forma intuitiva y libre.

Sus diferentes posiciones permiten alternar las diferentes habilidades necesarias para afrontar distintos obstáculos y retos, consiguiendo fortalecer sus músculos y articulaciones, a la vez que aprenden a coordinar y calcular el espacio que les rodea.

Además, hemos comprobado el juego que da la tabla – rampa accesoria, ya que se puede colocar por cualquiera de las dos caras, tiene una parte lisa, perfecta para hacer de tobogán, rampa para deslizar coches y otros objetos, y una cara escalonada, que facilita el poder subir y trepar hasta lo más alto. Es interesante observar, cómo abordan el espacio y sus objetos, cada una de ellas.