Torre de aprendizaje regulable en altura Mundo Petit

114,71 IVA incluido

Sabemos que a los más peques les gusta participar en familia, hacer cosas con los mayores y sobre todo ayudar en la cocina.

¡Pues bien! Ahora te traemos la torre de aprendizaje de madera ideal para tu peque de la casa. Solo hay que colocar la plataforma en la altura que más te guste y a disfrutar.

La torre de aprendizaje de madera es un recurso educativo con el que le ayuda a desarrollar la independencia de los más pequeños. Un taburete seguro en el que podrán realizar actividades a nuestra altura o a la que desees.

La idea del invento de la torre de aprendizaje viene inspirada por la enseñanza Montessori.La principal ventaja que le encontramos es que tienes al niño al lado, compartiendo contigo las tareas que no son peligrosas y haciéndole partícipe de las mismas.

Recuerda que este es un elemento educativo que le proporcionará al niño autonomía, y según la edad responsabilidad.

  • Edad: desde bebés que se ponen de pie hasta los 7 años
  • Material:Madera de pino (madera natural)
  • Altura total: 91 cm
  • Ancho: 42 cm
  • Profundidad hasta el final 49 cm

 

Apúntate al club pro

Más información de Torre de aprendizaje regulable en altura Mundo Petit

Gracias a la torre de aprendizaje los más pequeños tienen experiencias enriquecedoras de tipo sensorial, que implican la motricidad fina. Gracias a poder desarrollar estas tareas están entretenidos, con curiosidad plena y aprendiendo.

La torre de aprendizaje tiene muchísimos beneficios como:

  • Fomentar la autonomía en edad temprana.
  • Fomenta la imaginación, creatividad y un Libre aprendizaje
  • Fomentar una sana diversión
  • Ayuda a estrechar lazos entre padres e hijos
  • Mejora su inteligencia emocional
  • Hacer actividades en lugares elevados

Las torres de aprendizaje son mucho más seguras.

  • Esto es porque tienen una estructura en que los niños pueden subir y bajar y no hay riesgo de caerse, por sus barandas laterales.
  • Son regulables y evolutivas.
  • Es decir, que van evolucionando a medida que el niño crece, para adaptarse siempre a su estatura.
  • Son saludables. Ya que se fabrican siempre en madera natural, y con pinturas a base de agua.