Fular portabebé semielástico gris

? IVA No incluido

¿Quieres saber a que precio puedes comprar este producto? Regístrate y sorpréndete.

Ya estoy registrado y quiero acceder.

P.V.P: 35,00€

* Es el precio mínimo al que venderás el producto.

Lleva a tu bebé cerca de tu corazón con este fular elástico. El fular es el portabebé más versátil del mercado. No lleva hebillas ni correas y es muy fácil de colocar. Ideal para utilizar desde recién nacidos hasta los 10 kilos aproximadamente.

  • 95% algodón – 5% spandex
  • 5,5 metros de longitud x 66 cm de ancho. Perfecto para ajustarse a cualquier cuerpo y realizar cualquier tipo de nudos.
  • Ideal para amamantar.
  • sin cierres, tiras ni broches
  • Lavable a máquina.
  • Ajuste sencillo
Apúntate Primer pedido mínimo 99€

Más información de Fular portabebé semielástico gris

Los fulares son el tipo de porta bebé más cómodo, seguro, versátil y adecuado desde el punto de vista fisiológico. Es una tela muy larga que se anuda de diferentes maneras de acuerdo a la edad del bebé.

  • Comodidad: Porque están hechos de una suave tela de algodón que se adapta en forma envolvente al cuerpo del bebé y de quien lo carga. Gracias a este diseño ergonómico, el peso se distribuye correctamente entre la espalda, hombros y cadera, lo que garantiza una mejor postura para ambos y permite cargar al bebé por periodos de tiempo mayores sin cansancio.
  • Seguridad: El bebé queda bien sostenido y sujeto brindándole a quien lo lleva mucha seguridad y confianza para movilizarse libremente. Además, no tiene hebillas o accesorios que puedan lastimar.
  • Versatilidad: Sólo cambiando la forma de anudar el fular se obtiene una variedad de posturas que permite cargar al bebé de diferentes maneras de acuerdo a su edad o la necesidad del momento.
  • Salud: Cuida la postura del bebé y de quien lo lleva. Los movimientos de la madre o padre y los latidos de su corazón estimulan el desarrollo del sistema nervioso del bebé. Por otro lado, particularmente en las posturas verticales, facilita la digestión y disminuye los cólicos de los bebés lactantes.
  • Amor: Los bebés que pasan más tiempo en contacto con la piel, duermen mejor, lloran menos y se desarrollan de un modo más armonioso con su entorno porque se sienten cuidados y seguros.